INFORMACIÓN COMPLEMENTARIA

 SOBRE ALIMENTOS ORGÁNICOS Y NATURALES

distribuidordecereales.jpg ¿Qué es la Certificación Orgánica?

distribuidordecereales.jpg Aceite Prensado en Frío

distribuidordecereales.jpgÁcidos Grasos Poliinsaturados

distribuidordecereales.jpgAceite de lino

distribuidordecereales.jpgDiez Razones para consumir alimentos orgánicos y naturales
 

¿QUE ES LA CERTIFICACIÓN ORGÁNICA?

OIA - ORGANIZACIÓN INTERNACIONAL AGROPECUARIA www.certificacionoia.com
GARANTÍA DE CERTIFICACIÓN ORGÁNICA ARGENTINA PARA EL MUNDO
La Organización Internacional Agropecuaria (OIA) fue creada en 1991 y actualmente es la empresa Argentina número uno y pionera en certificación orgánica de productos vegetales, animales y procesados, avalada y reconocida por su trayectoria profesional y capital humano altamente calificado.
OIA es una empresa en constante crecimiento, acompañando al mercado orgánico desde su inicio y brindando el mejor servicio, garantizando seguridad, responsabilidad, calidad y excelencia en la certificación de los productos.
Su misión claramente definida en sus objetivos, es prestar un servicio de certificación calificado, confiable y transparente, basado en principios científicos de avanzada, metodologías claras y precisas, y al mismo tiempo asegurando independencia de los intereses comerciales.
Actualmente más de 1.500.000 hectáreas en la Argentina están bajo certificación OIA.
OIA se especializa en certificación de calidad de productos derivados de industrias primarias. Verifica la calidad y seguridad de los productos procesados desde el origen, durante el transporte, procesamiento, almacenaje y, dependiendo del sistema, hasta el punto de venta al consumidor.

12.gif (79 bytes)

ACEITE PRENSADO EN FRÍO

Un aceite prensado en frío es aquel que guarda las mismas características biológicas que tenía cuando se encontraba en su envase original "la semilla o el fruto".
A partir de la revolución industrial, se fueron utilizando métodos de extracción de aceites más sofisticados: calentando las semillas y lavándolas con solventes derivados del petróleo se lograron altos niveles de rendimiento con el consiguiente abaratamiento del producto final. Esto transformó al aceite, de un alimento esencial, altamente nutritivo, multivitamínico, en un mero aporte calórico, una substancia desvitalizada, en muchos casos perjudicial para la salud.

La extracción de aceites prensados en frío se sigue realizando hoy en día en forma simple y artesanal. La semilla se descascara parcialmente y se limpia mediante ventilación y zarandeo para eliminar impurezas. Una vez limpia, se la lleva a la prensa: un extrusor a tornillo sin fin. Aquí se vigila especialmente que la temperatura generada por la porsión no supere los 45 ºC para asegurar la estabilidad molecular de los ácidos grasos poliinsaturados, evitando, también, la disolución de ceras y otras substancias.

En los primeros días, posteriores al prensado, el aceite se decanta en tanques de acero inoxidable, luego se filtra a través de elementos descartables de algodón y se envasa en botellas de vidrio oscuro para evitar su oxidación por acción de la luz. El refinado se torna innecesario y el aceite conserva el suave sabor propio de la semilla de la cual proviene.

Para que el aceite prensado en frío sea sano debe, además, proceder de semillas de cultivo orgánico y, éstas, almacenarse en silos provistos de sistemas de aireación que permitan optimizar su conservación y frescura.

Por estar elaborado con materia prima orgánica certificada por organismos autorizados, por se extraído mediante procedimiento artesanal de reducido rendimiento y tener un envase que lo resguarde de la luz, este tipo de aceites llega al consumidor con un valor diferencial.

Deberemos tener en cuenta que los diversos aceites elaborados mediante primera presión en frío (girasol, lino, sésamo, germen de trigo, etc.), con sus propiedades individuales, no sólo son aderezos para las comidas y aporte calórico, sino un alimento esencial ya que aporta nutrientes que el organismo no puede elaborar por sí mismo a partir de otras sustancias. Estos nutrientes son la vitamina E o tocoferol y los ácidos grasos poliinsaturados.

El aceite prensado en frió es alimento vital y terapéutico.

12.gif (79 bytes)

 

¿Para qué sirven los ácidos poliinsaturados?

alimentosvegetarianos.jpg
Los ácidos grasos poliinsaturados constituyen lo que se denomina vitamina F (por ejemplo el ácido cis cis linoleico es la vitamina F1).
La vitamina F biológicamente activa se encuentra naturalmente en el aceite crudo y en pequeña proporción también en las grasas animales y en la leche de la mujer, mientras que en la leche de vaca hay 3 veces menos.
La vitamina F no se encuentra en los aceites refinados, donde además de ser biológicamente inactiva, paradójicamente aumenta las necesidades de vitamina F activa y por si fuera poco bloquea la forma cis-cis existente.
Además una dieta rica en grasas saturadas (como la nuestra) aumento esas necesidades porque el organismo intenta contrarrestar esos ácidos grasos saturados produciendo más lecitina y esta sustancia deriva de la vitamina F (cada molécula de la lecitina lleva dos ácidos grasos poliinsaturados). Las necesidades de esta vitamina son elevadas (de 10 a 20 gr. al día). Schweigart opina que generalmente no son cubiertas por una alimentación moderna. Sin embargo nada más fácil, las necesidades diarias pueden ser obtenidas sencillamente por dos o tres cucharadas de aceite prensado en frío.


¿Cuáles son los mejores aceites?

Hay algunos autores, por ejemplo la doctora Kousmine, que recomiendan sobre todo los aceites de girasol.  El Dr. Walford también prefiere el aceite de girasol y lo considera uno de los mejores aceites poliinsaturados. El motivo es que es muy rico en vitamina E y que tiene menos tendencia a ponerse rancio que otros que contienen poca.
Otros autores prefieren recomendar los de soja, colza o nuez debido a su buena proporción de ambos ácidos grasos.

12.gif (79 bytes)

 

ACEITE DE LINO

lino.jpg El lino, Linum usitatissimum (del latín utilísimo), es uno de los cultivos más antiguos. Se han descubierto momias que datan del 2000 a.C., envueltas en telas de lino, como así también semillas en una pirámide del 3000 a.C.

El lino se cultiva con diversos fines. Se utilizan las fibras del tallo, de variedades específicas, para confeccionar telas. Las semillas encuentran diversos usos en la alimentación humana y animal, como también en la industria de tintas y pinturas.

La semilla de lino contiene aceite (hasta un 75% de éste son ácidos grasos poliinsaturados Omega 3), proteínas, fibra, mucílago y carbohidratos. Además posee vitamina E, yodo y algunas encimas útiles que ayudan a la digestión de otros alimentos.

La semilla de lino puede consumirse entera, molida, seca o remojada, como leche de lino, o bien su aceite, extraído en frío.

El aceite contenido en la semilla de lino es una de las mayores fuentes vegetales de ácidos grasos poliinsaturados esenciales Omega 3. Esto se da principalmente en cultivos desarrollados en zonas frescas del país.

El aceite de lino que deberíamos utilizar  como complemento dietario es aquel que reúne los siguientes requisitos: semilla proveniente de cultivos orgánicos preferentemente de zonas frescas (sur de la Provincia de Buenos Aires, por ejemplo), extracción realizada en frío (no más de 35 ºC), sin refinar, envasado en recipientes de vidrio oscuro y conservado en frío.

Todos estos recaudos son necesarios ya que los ácidos grasos poliinsaturados son muy sensibles a la luz, el calor y el aire. En caso contrario, se destruye la vitamina E, antioxidante natural por excelencia, se produce el enranciamiento del aceite, con sabor amargo y olor peculiar, y los efectos sobre la salud serán contrarios a los deseados.

Los ácidos grasos Omega 3, junto con los Omega 6, son substancias esenciales para el organismo humano, que necesita incorporar directamente de la ingesta ya que no tiene la capacidad de sintetizarlos a partir de otros alimentos.

Es importante considerar, como norma general para el consumo, la incorporación de 1/3 de Omega 3 y 2/3 de Omega 6, necesitando encontrar este equilibrio en la alimentación ya que los ácidos grasos esenciales son, entre otras funciones, los precursores de las diferentes prostaglandinas.

Normalmente en nuestra alimentación ingerimos en exceso alimentos que contienen Omega 6 y, por nuestro modo de vida actual, el organismo sufre un mayor desgaste de ácidos grasos Omega 3. Agregarlos conscientemente a la dieta es fundamental para restituir el equilibrio Omega 6 / Omega 3.

Los ácidos grasos poliinsaturados componen los materiales de construcción de las células. El Omega 3 actúa particularmente en las células de rápido movimiento o de transmisión de impulsos como la retina y las células nerviosas.

Los Omega 3 también permiten el buen desarrollo nervioso del bebé durante el embarazo y la lactancia, regulan el nivel de colesterol y una adecuada fluidez de la sangre por su acción anticoagulante. Tiene un efecto benéfico en procesos reumáticos, artríticos y artrósicos.

En síntesis, al incorporar los aceites correctos a nuestra alimentación, junto a una dieta equilibrada, promovemos una adecuada función celular, permitiendo un buen metabolismo desintoxicante, tan necesario en nuestros días.

distribuidoraceres.gif

 

DIEZ RAZONES PARA CONSUMIR
ALIMENTOS ORGÁNICOS Y NATURALES

  ALIMENTO NUTRITIVO
Con suelos balanceados y abonos naturales se obtienen alimentos de mejor calidad en cuanto a niveles de vitaminas, minerales, carbohidratos y proteínas

GARANTÍA DE SALUD
Muchos de los pesticidas utilizados hoy en día, han sido ya prohibidos en otros países debido a las consecuencias provocadas en la salud, relacionándose con enfermedades como el cáncer, las alergias y el asma

MÁS SABOR
En suelos equilibrados, las plantas crecen más saludables y con sus verdaderos aromas, colores y sabores

AGUA PURA
Al no utilizar productos peligrosos ni gran cantidad de nitrógeno, se elimina la contaminación de las fuentes de agua potable, cuidando este recurso para el futuro

ARMONÍA
La agricultura orgánica respeta el equilibrio de la naturaleza, creando ecosistemas saludables. La vida silvestre es parte esencial del establecimiento agrícola y es cuidada al incluir rotaciones y preservar los árboles y las áreas naturales

SUELO FÉRTIL
El suelo es el fundamento de la cadena alimentaria y la principal meta y preocupación de la agricultura orgánica. Estamos ante la mayor erosión y pérdida de suelo fértil debido a las prácticas agrícolas convencionales

DIVERSIDAD
La pérdida de las especies es uno de los principales problemas ambientales. La agricultura orgánica preserva semillas por muchos años impidiendo la desaparición de numerosas variedades de gran valor nutritivo y cultural

COMUNIDADES RURALES
La agricultura ecológica revitaliza las comunidades rurales, relaciona a la mujer y al hombre con su entorno y los torna más sensibles con el resto de su comunidad

EL FUTURO
Los productos orgánicos son innovadores, combinan las prácticas tradicionales con las más modernas técnicas que permiten reducir el uso de agroquímicos y el impacto agrícola en el ambiente

GARANTÍA ADICIONAL
Los productos orgánicos están certificados. Son avalados por una asociación civil sin fines de lucro que controla que éstos sean cultivados bajo normas internacionales con estrictos procedimientos y sin insumos químicos tóxicos

distribuidoraceres.gif

"Habría que tener en claro que la humanidad debe orientarse
hacia una alimentación cada vez más consciente"

Rudolf Steiner
 

 

 
 
 

Copyright © 2013 Molino Campo Claro. Todos los derechos reservados.
Desarrollado por:
NM Comunicaciones ™ Buenos Aires. Argentina