02323 495080 / 490485
Seleccionar página

Un aceite prensado en frío es aquel que guarda las mismas características biológicas que tenía cuando se encontraba en su “envase original”,la semilla o el fruto.


A partir de la revolución industrial, se fueron utilizando métodos de extracción de aceites más sofisticados: calentando las semillas y lavándose con solventes derivados del petróleo se lograron altos niveles de rendimiento con el consiguiente abaratamiento del producto final. Esto transformó al aceite, de un alimento esencial, altamente nutritivo, multivitamínico, en un mero aporte calórico, una substancia desvitalizada, en muchos casos perjudicial para la salud.

Proceso del prensado en frío

La extracción de aceites prensados en frío se sigue realizando hoy en día en forma simple y artesanal.  La semilla se descascara parcialmente y se limpia mediante ventilación y zarandeo para eliminar impurezas. Una vez limpia, se la lleva a la prensa: un extrusor a tornillo sin fin. Aquí se vigila especialmente que la temperatura generada por la torsión no supere los 40 ºC para asegurar la estabilidad molecular de los ácidos grasos poliinsaturados, evitando, también, la disolución de ceras y otras substancias.

En los primeros días, posteriores al prensado, el aceite se decanta en tanques de acero inoxidable, luego se filtra a través de elementos descartables de algodón y se envasa en botellas de vidrio oscuro para evitar su oxidación por acción de la luz. El refinado se torna innecesario y el aceite conserva el suave sabor propio de la semilla de la cual proviene.

Para que el aceite prensado en frío sea sano debe, además, proceder de semillas de cultivo orgánico, y éstas, almacenarse en silos provistos de sistemas de aireación que permitan optimizar su conservación y frescura.

Por estar elaborado con materia prima orgánica certificada por organismos autorizados, por ser extraído mediante procedimiento artesanal de reducido rendimiento y tener un envase que lo resguarde de la luz, este tipo de aceites llega al consumidor con un valor diferencial.

Usos y atributos de los aceites de presión en frío

Deberemos tener en cuenta que los diversos aceites elaborados mediante primera presión en frío (girasol, lino, sésamo y germen de trigo, entre otros), con sus propiedades individuales, no sólo son aderezos para las comidas y aporte calórico, sino un alimento esencial ya que aporta nutrientes que el organismo no puede elaborar por sí mismo a partir de otras sustancias. Estos nutrientes son la vitamina E o tocoferol y los ácidos grasos poliinsaturados, Omega 3 y 6.

 

Visite la página de aceites Campo Claro